TODOS LOS TRENES DEL MUNDO QUE. JAVIER PEÑAS NAVARRO. Fotografía FFEE

Todos los trenes del mundo que
están ahora partiendo, como uno
que justo en este punto del reloj
toma la salida de un andén
de la estación vastísima de Leipzig,
avanzan entregados a un extraño
ejercicio de melancolía: unir
lo inasible, captar silente el humo
de las mediatas chimeneas o quedarse
entre lecho de un río y superficie
−como esos pueblos que sumió un embalse−.
Así los niños que en domingo desayunan
y entre bromas se callan y se ríen,
cuando un escalofrío de campanas
toca a Misa, la primera, la primera
cantata de Adviento que hoy sería,
inflamadora de fieles arrecidos;
arde Santo Tomás como una tienda
y la familia Bach quedó embargada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en historias del tren. Guarda el enlace permanente.