inicio

 Este blog nace a partir de que el escultor zamorano José Luis Alonso Coomonte quisiera regalar su cuento “La camisa y el pantalón enamorados” a la Asociación Ferroviaria Zamorana.

  Eso nos hizo pensar que tal vez más gente quiera compartir sus cuentos treneros.

Foto de Miguel Ángel González Rodríguez

Éste es un espacio libre para que todo aquel que tenga una historia que contar sobre trenes, de no más de 1500 palabras. Admitimos todas las historias siempre que no hieran sensibilidades, pero agradecemos enormemente aquellas imaginativas y con sentido del humor, y sobre todo aquellas que hablen de locas consecuencias del fin de los trenes.

Nos gustaría que en octubre nos viéramos todos en Zamora, y nos gustaría aún más poder publicar algunas de estas historias, siempre sin ánimo de lucro, con el único fin de promover el uso de los trenes, y previo consentimiento del autor. Demostraríamos que a veces la física se equivoca, y que las líneas paralelas pueden juntarse al final, en este sitio donde ficción y realidad se ven  la cara.

Foto de Ramón Insua EirasPero ese es otro cuento, y los mejores viajes son los menos planificados. Así que por ahora, esperemos ir creando poco a poco estas vías paralelas , que estarán abiertas hasta la primaver de dos mil doce. Porque, a veces, la realidad se ve mejor dada la vuelta, y una buen forma de ver las consecuencias socio-económicas del fin de los trenes puede ser empezar por protestar porque una camisa y un pantalón tuvieron que dejar de quererse.